Jorge Sanhueza, Candidato a Alcalde del PR

Esta es la última de nuestra serie de 6 entrevistas a los candidatos a Alcalde y Alcaldesa que participan de la Primaria Ciudadana de Providencia, que se llevará a cabo el próximo domingo 20 de diciembre. Al finalizar solo diremos que estamos satisfechos de haber conocido, y dar a conocer, a este elenco de candidatos, de gran nivel, acorde con el desafío que enfrentan. En esta oportunidad hablamos con Jorge Sanhueza, candidato del Partido Radical, Licenciado en Educación y Profesor de Historia, con diversos estudios en materia de evaluación y diseños de políticas públicas. Incansable estudiantes por estos días es alumno regular del Magíster en Seguridad Ciudadana de la UTEM. Por 15  años ha estado ejerciendo labores profesionales, destacando en áreas como la investigación, educación y vinculación con el medio; participando activamente en diversos programas y experiencias de carácter sociocultural y asociatividad territorial,

¿Cómo es que Jorge Sanhueza llegó a ser candidato a Alcalde en esta primaria ciudadana?

Quiero se claro la idea inicial del Partido Radical en la comuna era potenciar un trabajo territorial desarrollado por mujeres, por eso llevamos a Carola Solis como candidata a Diputada y valoramos el trabajo de Karina Rebolledo, que cuenta con una amplia trayectoria en el tema público, es médico en Gendarmería y tiene una vasta experiencia en Corporaciones Municipales. Sin embargo la premura de este proceso y por algunos problemas personales, no pudimos concretar que ella fuera candidata. Luego llegaron a mí y me respaldaron para esta tarea. Mi candidatura es el resultado de una reflexión colectiva.

En lo personal vi en esta candidatura una oportunidad para levantar una voz ignorada en estos procesos elecciones. Mira yo tengo más de 20 años de experiencia como funcionario público y funcionario municipal, conozco la trastienda de la labor de miles de trabajadores que son fundamentales en el funcionamiento de un municipio.

Muchas personas creen que todo es liderazgo y rostro político para llevar a cabo una gestión exitosa. Pero en todos los municipios, en especial en aquellos que se desempeñan en áreas más complejas, o de condiciones sociales más precarias, el rol de los funcionarios es vital y puede hacer la gran diferencia.

Conozco, por así decirlo, por dentro la dinámica sindical, por ejemplo, sus demandas y la forma en que se organizan. Creo que nadie piensa en que las gestiones de cuatro es fundamental contar con equipos que trabajen enfocados, con buen clima laboral y entusiasmados.

Mi candidatura se ubica como una propuesta que nace de esa experiencia y del rol de funcionario municipal.

Me entusiasma, también, ser parte de esta primaria a la que concurren tantas y tan diferentes fuerzas políticas y sociales. Providencia ha retomado un trabajo que ya se había hecho, desde Providencia Participa y con la candidatura y gestión de la Pepa Errázuriz. Todo anterior reimpulsado a partir del movimiento del 18 de octubre.

Jorge, a todos los otros candidatos y candidata le hemos pedido lo miso, que se imaginen que han resultado electos Alcalde y deben tomar su primera medida ¿cuál sería la tuya?

Lo primero es tener un dialogo con los funcionarios, los trabajadores, dedicar el tiempo que sea necesario para generar un vínculo con ellos y ellas, de tal forma que se sientan comprometidos con nuestro programa. Esto no sólo lo siento así, sino que creo en lo práctico es lo que más favorece a los vecinos y vecinas, pues pone un incentivo a la gestión, favorece la eficiencia.

Lo que quiero es que los funcionarios tengan conciencia que en la provisión de servicios a los vecinos entregamos distintas “experiencias significativas” en los vecinos. Y que una mala atención, la entrega incompleta de información, en fin, genera distancia de éstos respecto a la Municipalidad. Eso en todos los espacios, entre aquellos que van a buscar ayuda al Departamento Social, o a un taller para adultos mayores o a buscar un libro en las Bibliotecas.

Todos los candidatos coinciden en que hay establecer mecanismos más reales para la participación ciudadana. Pero ¿Cómo pasamos de los deseos a la práctica?

Lo primero es tener en cuenta la normativa que regula la participación ciudadana, este es un tema que ha calado muy profundamente en el Estado. Hay instructivos y ordenanzas que obligan a los servicios a incorporar la opinión de los ciudadanos, por ejemplo, en el área de salud donde tengo experiencia. Pero una cosa son las instrucciones y leyes, otras la aplicación y prácticas de las mismas.

Hay, por otro lado, serios problemas de comprensión y lenguaje, de semántica, que impiden a las personas acceder a espacios de participación o de autogestión, vía proyectos concursables, por ejemplo. Esa institucionalidad, la verdad, no tiene ningún sentido ni vínculo con las personas. Por eso es necesario el apoyo de la estructura municipal, en este caso, para que los vecinos y vecinas puedan acceder a los beneficios que parecieran estar a su disposición, pero no lo están.

Como funcionario municipal muchas veces he trabajado con vecinos que ven en los formularios un muro inexpugnable. Avanzar en participación es, justamente, terminar con esos muros, con códigos ajenos a la ciudadanía, con formularios desprovistos del lenguaje cotidiano.

Los vecinos, Jorge, sienten que hemos retrocedido mucho en materia de reciclaje y también respecto al retiro de los desechos de basura domiciliaria. ¿Compartes esa sensación?

La unidad de medio ambiente de Providencia estaba calificando en nivel 3 y, se supone, que habría llegado al nivel 5. Pareciera que mejoramos. Pero los hechos son evidentes, hay basura acumulada, aumenta el riesgo sanitario en medio de una pandemia; los vecinos, que habían aprendido a recicla, ahora no tienen donde hacerlo, en fin.

El avance del proceso de certificación incluye la realización de talleres, campañas informativas, capacitación, es probable que eso también se haga, pero, nuevamente, no se nota.

Nos hace falta revisar las políticas medioambientales, Providencia puede y merece más. Avanza en el plano de las alianzas ambientales con las empresas de la comuna, por ejemplo, con los restaurantes de la comuna. ¿Cuánto reciclan o reutilizan ellos? De nada sirve un esfuerzo sólo de los vecinos si los grandes generadores de basura no están sometidos a criterios, reglas y metas comunales.

Pero nada de esto será efectivo si los vecinos activan su rol en los Consejos Medioambientales y supervisan el cumplimiento de estas metas. Este es un trabajo colectivo que requiere del compromiso de todos

La calidad de vida de los vecinos de Providencia, ya no es la misma, eso se escucha por todos lados. ¿Qué crees?

No parece, pero es en este tipo de situaciones donde la sensibilidad y la mirada social importan. No olvidemos que la Alcaldesa despidió en medio de una pandemia, a 300 funcionarios municipales. La gran mayoría de ellos trabajaban en áreas que tenían que ver con la calidad de vida de las personas. A los talleristas de los centros de adulto mayor, lo que ocasionó el abandono de cientos de personas que debieron estar encerradas en sus casas ¿por qué no se implementó un sistema a distancia, con talleres telemáticos, como se hizo en otros municipios?

44 fueron los funcionarios despedidos desde las Bibliotecas, siendo que es en el confinamiento donde, quizás, más se podía fortalecer el habito lector. ¿Por qué no hacer llegar libros a cada casa?

Por último, ¡Cuántos funcionario desde Deportes?.

Todos estos son ejemplos del sentido que domina la gestión municipal y, ciertamente, de la falta de humanidad de la autoridad al dejar sin ingreso a 300 familias. ¿Cómo no se va a haber deteriorado la calidad de vida en la comuna?

Ayer conversé con la Señora Elizabeth Thompson, librera de la galería Benetton, ella, como todos los otros locatarios, han sufrido el rigor del estallido social y la pandemia. Se siente en total abandono, ha trabajado por años en la comuna, pagando sus derechos acá y siente que cuando más lo necesita no tiene una mano comprensiva. Si tu recorres las galerías de pequeños comerciantes en Providencia, te encontrarás con similar situación y las mismas lamentaciones. Puede ser hoy la pandemia, pero la verdad es que cientos de familias de trabajadores honrados se han batido con lo propio en todos estos años y el municipio en vez de ser una ayuda solo genera dificultades. Nos haremos cargo de un municipio con muchas dificultades y con una enorme deuda social.

Otra cuestión es la administración de las comunidades de los edificios en Providencia. Los vecinos en este sentido, están en una situación muy precaria. Recordemos que hablamos de personas que trabajan todo el día, con poco tiempo de ocio y menos espacio para supervigilar la gestión de sus comunidades. Sometidos por tanto a verdaderas mafias que toman la administración de más de un edificio con manejos poco transparentes. Algo tiene que hacer el municipio ahí.

Pensemos en que terminaste tu periodo como Alcalde, ¿Cómo te gustaría que resumieran tu gestión? ¿Cuál sería tu sello?

Quiero que seamos recordados como un grupo de personas, horizontales, trabajadoras e irreverentes. Que los vecinos sientan que pudieron encontrar un espacio donde sus sueños personales y colectivos tuvieron lugar. Que lograron encontrar un lugar en su tiempo de vida que les significó alegría y satisfacción personal. Son sólo 4 años y pasan muy rápido.

¿Algún último mensaje?

Si quisiera ser claro en esto, hay que desprivatizar la seguridad de Providencia. Es impresentable la manera en como se ha tercerizado la seguridad de los vecinos. No sólo implica un nulo control del Concejo sobre los dineros municpales, que ya es grave, sino también porque el régimen laboral de los funcionarios de esa área los deja en una situación de precariedad social que no se condice con lo delicado de sus tareas.

Asimismo, es impresentable que los funcionarios y funcionarias no tengan responsabilidad funcionaria. Su misión es altamente sensible y los vecinos y vecina debieran estar reguardados de alguna manera. No es posible generar políticas públicas de seguridad desde un diseño de seguridad corporativa como el que ha implementado la Alcaldesa.

Por último, esta es una materia sensible para mí, porque soy acondicionador físico, me refiero al cobro del uso de espacios deportivos. Yo no lo había visto en otros municipios, los vecinos paga y no poco por recintos antiguos y con pésima mantención. Hay que revisar también las subvenciones a las dependencias del Club Providencia, por ejemplo. El único espacio gratuito en esta comuna es salir a trotar.

Comparte en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *