Felipe Parada, candidato a Alcalde por Comunes y 180 Grados

En nuestra cuarta entrevista a los candidatos a Alcalde o Alcaldesa de Providencia, en el marco de las primarias ciudadanas que se realizarán este domingo 20 de diciembre, conversamos con el candidato de Comunes y 180 Grados, Felipe Parada Méndez (28) . Nos relata que uno de sus logros este año fue haber denunciado ante la Fiscalía Nacional Económica a las tres grandes cadenas de farmacias por una posible nueva colusión. Forma parte del Directorio de la Fundación Chile Movilizado, desde donde aborda temas de ciudad y territorio, poniendo énfasis en una propuesta de “transición-ecológica” para Chile. Estudiante de Periodismo ha trabajado en las Universidad de Providencia y Recoleta, también en otras reparticiones públicas desde donde ha potenciado la aplicación de políticas públicas con énfasis en la Participación Ciudadana. “Estoy convencido que para hacer cosas distintas deben gobernar personas distintas” – nos dice.

¿Cómo nació esta candidatura a la Alcaldía de Providencia?

Nosotros nos propusimos que existiera esta primaria e hicimos todos los esfuerzos necesarios para que resultara. No digo que sea nuestro, pero nosotros quisimos empujarlo con mucha fuerza y estamos muy orgullosos que haya sucedido; que hayamos llegado a este acuerdo histórico, que será un ejemplo para los partidos de la oposición a nivel nacional.

La candidatura nació durante el proceso de empujar la primaria, porque vislumbramos la necesidad de hacernos cargo de lo que hicimos. Dijimos que Providencia necesitaba más y mejor democracia y para ganar necesitábamos la unidad de las fuerzas políticas y sociales, mi candidatura representa un poco eso.  

Soy un activista de la diversidad sexual, cuya demanda se ha expresado con fuerza en las calles, cuya movilización no sirvió para empezar a tener este cambio cultural. A mi juicio los cambios culturales van mucho más rápidos que nuestros gobernantes, por eso tenemos tan poquita legislación en torno a la diversidad sexual. Tan precaria y por la que hubo que dar tanto, tuvieron que asesinar a Daniel Zamudio, para tener una ley anti discriminación, tuvo que Daniela Vega ser exitosa para que se dictara la ley de identidad de género, etc.

Creo que a Providencia le hace bien un activista de la diversidad sexual, pero yo no soy solo eso. Lo digo porque no me gustaría ser sólo el Alcalde del orgullo o del arcoíris, represento una fuerza que emergió. Estuvimos en las plazas y en los barrios, fuimos los que nos movilizamos en Plaza Dignidad; somos los que hemos exigido, por mucho tiempo, que la política debe avanzar mucho más rápido, porque se han quedado atrás y no han estado a la altura.

Mi candidatura refleja un poco esos dos mundos, sentimos que, en el amplio marco que convocamos en este proceso, iba a ser falta una candidatura que representara ese espacio.  Ahí es cuando mis compañeros de la organización, de 180 Grados, me dicen “mira nosotros debiéramos participar de ese proceso”

Cuando formamos 180 Grados nos prometimos ser parte activa de las discusiones políticas que se están dando en Chile. Digo todo esto porque no es que se le haya ocurrido a la dirección de mi partido o a la comisión electoral del mismo. De hecho, Providencia nunca fue una prioridad para mi partido; aun así, lo que construimos en la campaña del Apruebo fue una fuerza que se reflejó en la primaria de Gobernadores, con nuestra candidata Karina Oliva. Para el Apruebo hicimos un trabajo muy grande, el día del plebiscito logramos reunir a 300 apoderados de mesa, fue un gran trabajo.

En resumen, mi candidatura es de Comunes, de 180 Grados y de las fuerzas que nos organizamos para el Apruebo en el Comando Que Chile Decida.

Hagamos un ejercicio de imaginación, has resultado electo Alcalde de Providencia, ¿Cuál será la primera medida que tomarás desde ese cargo?

Nosotros queremos recuperar las calles para los vecinos y vecinas de Providencia en conjunto con reactivar la economía local. Vemos con preocupación cómo la crisis económica ha tocado los bolsillos de todos los chilenos y chilenas, también a los vecinos y vecinas de Providencia. Contrario a los que creen que debemos seguir sacando nuestras platas de las AFP nosotros creemos que debemos seguir potenciando el comercio local. Sostenemos que es posible abrir las calles, las principales avenidas de la comuna, para potenciar el comercio local, para que los vecinos que vieron afectados sus ingresos por el COVID puedan vender sus productos.

Todos los candidatos a Alcalde o Alcaldesa de esta Primaria Ciudadana comparten la necesidad de mejorar la participación incidente de los vecinos y vecinas, ¿Qué harías tu para avanzar en ese proceso?  

Lo que tiene que pasar en Providencia es que los vecinos y vecinas sientan que la gestión es de ellos. Por ejemplo, yo llegué a trabajar en el Municipio con Josefa Errázuriz, cuando fue lo de la Ordenanza de Alcoholes. De hecho, mi primera actividad tuvo que ver con la protesta de los locatarios fuera del palacio Fallabella. Esa es una medida que yo defiendo hasta hoy, pero eso es un buen ejemplo de que no basta el sentido común, en ese caso nos faltó el empoderamiento popular. Porque si los vecinos y vecinas hubieran sentido que ese proceso era de ellos la Pepa no hubiera estado sola cuando hubo que defenderlo.

Mi gestión tiene que tener mucho de empoderamiento popular. Nosotros estamos disponibles para hacer cambios estructurales, pero no podemos solos. No bastamos sólo nosotros. Además, de hacerlo así, borraríamos con el codo lo que escribimos con la mano y estaremos a merced de los poderosos, tratando de destruirnos por la prensa y todo lo que tienen mano, ya sabemos cómo lo hacen ¿no?

La fuerza de la gente es lo más importante. Le podemos poner 500 mil pesos de multa a quien me insulte por ir de la mano con mi pareja, pero eso no va a tener ningún sentido si un vecino o vecina de Providencia rechaza en el acto, llama la atención o reprueba públicamente al que insulta o discrimina. No hay mejor fiscalizador que un vecino, que siente como propia una norma de conducta civilizada. Una ciudadanía empoderada actúa, no calla, eso es lo que buscamos propender desde la Alcaldía.

En todo este tiempo nos han llegado una serie de denuncias y reclamos por lo que la gente entiende un retroceso en materia de reciclaje en la comuna. A la vez, Providencia, como nunca antes ha tenido mucha basura en las calles producto de un cambio de contrato en el servicio de extracción de basura domiciliaria. ¿Qué podemos hacer para salir de esta situación?   

En materia de reciclaje y política ambiental hay que volver un paso atrás. Yo recuerdo que durante la gestión de la Pepa Errázuriz se avanzó mucho en este tema, pero nos faltó algo, nos faltó la educación ambiental. La educación ambiental puede hacer que el proceso de reciclaje y el de “economía verde” sea distinto. Los vecinos y vecinas reciclan, pero en la siguiente parte del proceso se junta todo, o solo reciclamos y no reutilizamos. La labor municipal debe ser acompañada con labor comunitaria, yo ahí pondría una clave, no se trata de empezar desde cero, sino retroceder un paso para avanzar dos. Podría mucho esfuerzo en la educación ambiental.

Empezaría por los Colegios de la comuna, en las organizaciones vecinales, también en los Cabildos y Asambleas, para que funcionarios municipales capacitados en urbanismo y medio ambiente, por ejemplo, para acompañar a implementar acciones prácticas y cotidianas. No se trata de entregar folletos, hay que estar ahí, junto a los vecinos, para provocar cambios profundos y duraderos.  

En cuanto a la basura, es evidente que algo pasó, se nota en las calles de Providencia, es necesario revisar el contrato existente con la empresa recolectora de basura y cancelarlo si es preciso, porque es evidente que es mejor negocio para la empresa que el bien público que genera en la comunidad.

Cuando hicimos un recorrido entre las diversas temáticas que podíamos incluir en este set de preguntas a los candidatos fue recurrente la aparición de una sensación de desaliento entre los vecinos y vecinas, siente que se ha perdido su calidad de vida y miran con añoranza un tiempo con más felicidad, ¿compartes eso?

En nuestro equipo de contenidos discutimos harto este tema. Algunos afirmaban que, comparadas con otras, Providencia no es una comuna con mala calidad de vida, de hecho, es de las con mayor índice de calidad de vida. Para mí el enfoque es distinto, efectivamente tiene que ver con el uso y la calidad de la infraestructura de los espacios públicos, expresiones para la cultura y lugares para disfrutar de momentos de ocio. Puede que en Providencia eso sea mejor, respecto de otras comunas, pero la verdad es que sus vecinos y vecinos no lo notan.

Por ejemplo, en el periodo de la Pepa Errázuriz se hacían actividades todos los fines de semana y la gente sentía que sus días libres también lo podía pasar bien en su misma comuna.  No olvido la Fiesta de los Colores, los festivales de teatro, las ferias del libro, en fin.

Todo eso debemos recuperarlo, pero también debemos tratar de innovar abriendo más espacios para la cultura y la entretención, porque tenemos infraestructura física y humana para imaginar cosas. Es probable que esa infraestructura, en algunos aspectos se quedó en el pasado, en el Chile de ayer circulaban 5 mil personas en bicicleta, hoy lo hacen más de 50 mil. Hay algo que hacer en ese sentido, porque ya no basta con la ciclovía. En Providencia igual se mueren ciclistas y tenemos más ciclovías que otras comunas y acá, como en ellas, las muertes las provocan las micros.

En resumen, este es un municipio sin visión de futuro, han ido rechazando muchas propuestas innovadoras porque les resultan “demasiado revolucionarias”. Requerimos un cambio de enfoque y mirar el futuro. Las vecinas y los vecinos debieran ser el eje central de la gestión municipal, ponernos a tono con la otra gran discusión de país que es el proceso constituyente.

Desde la constituyente nosotros vamos a proponer los municipios que necesitamos para Chile, en estos cuatro años el municipio tiene que hacer política y cambiarle la vida a la gente. Sólo pensando en el futuro vamos a encontrar las áreas abandonadas, identificando áreas donde poner innovación y reimpulsar viejas propuestas. El Municipio de Providencia tiene que superar la etapa en que está entrampado, en administrar y no mirar el futuro.

Te voy a proponer que pienses en que ha terminado de Gobierno comunal, ¿Cómo te gustaría que ese periodo fuera recordado? ¿Cuál será tu sello?

Me gustaría ser recordado como un municipio que se puso la mochila del proceso constituyente y lo estrujó. A mí me gustaría ser el Alcalde constituyente. Yo estoy mus esperanzado de lo que nos tocó vivir, me dirán iluso, pero nos va a dar la posibilidad de discutir las cosas de nuevo, cuando eso pasa significa que podríamos no replicar los errores del pasado.

Finalmente, Felipe ¿Algún tema que no hayamos tocado que quieras relevar?

Hay algunos temas importantes que quiero destacar.

Lo primero es la Seguridad Pública. Si bien queremos calles abiertas para los vecinos y con la posibilidad de apoyar a los emprendimientos locales en ellas, también estamos asumiendo que mejoraremos la seguridad en las mismas. La seguridad no se trata sólo de poner más carabineros o más alarmas comunitarias, no basta con eso, necesitamos un contexto de barrios seguros. Luminarias de calidad, espacio para que la gente pueda sentarse, en fin. Porque todo eso aleja al delincuente, éste se aprovecha de las calles oscuras y de las veredas donde están estacionados los autos, ahí se generan los focos de delincuencia.

En Educación, nos parece que Providencia podría ser una comuna que, de ejemplos, no sólo teniendo colegios mixtos, sino mostrando un tipo de educación distinta. Por ejemplo, crear un currículum que releve los valores comunitarios. Los estudiantes que hayan pasado por nuestros colegios y liceos debieran ser líderes innatos, agentes de cambio, personas comprometidas con el medo ambiente. Personas capaces no sólo de indignarse frente a lo que no funciona bien o es injusto, sino que sean capaces de ofrecer soluciones y que vivan en una comuna en donde su voz pueda significar algo.

Quisiera insistir en la necesidad de contar con escuelas abiertas, para que sean centros que estimulen la integración en los barrios y sean espacios que alejen a los jóvenes de la drogadicción o conductas similares. Los veo compartiendo, jugando taca taca, practicando Karate, lo que sea, eso ayuda mucho a alguna gente que ve en la calle su única salida. En materia de salud, pienso que tenemos buena infraestructura, pero nos faltan profesionales de calidad, el municipio debe hacer un esfuerzo económico para tener profesionales de la salud de calidad.

Comparte en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *