El desafío de hacer ciudad en clave participativa

Nicolás Muñoz, Ex Concejal de Providencia (2012-2016), involucrado estos días con el proceso constituyente, desde “Independientes por el Apruebo”. Este domingo conversamos con este abogado, miembro activo de Providencia Participa y vecino del Barrio Las Flores, desde siempre, sobre su experiencia en el Concejo Municipal y los desafíos de hacer ciudad en clave participativa  

De Providencia…¿Desde siempre?

Tengo una relación vital con Providencia, siempre viví acá,  a excepción de los periodos en que estuve fuera de Chile. En distintos barrios, pero la verdad es que gran parte de mi vida he vivido en el Barrio Las Flores.

Las Flores es uno de los Barrios emblemáticos en cuanto a movilizaciones de los vecinos por defender su entorno ..

Efectivamente, yo diría que en los últimos años ha habido dos hitos de movilización social como efecto del proceso de cambios en la densificación urbana a la que está expuesta la comuna. El primero tiene que ver la Plaza Las Lilas, con la destrucción de un cine que era histórico y le daba un carácter al barrio, no sólo el cine, sino también un conjunto de edificios de los años 40 que le daban un valor urbano a la plaza y que fueron reemplazados por un edificio enorme. Todo ese proceso estuvo marcado por la mentira, los inversionistas se comprometieron con que ahí habría un cine de todas maneras, cuestión que no ocurrió..

Pero dicen que hay una sala en ese edificio …

Si hay una especie de sala, que tuvo actividad esporádica, es todo privado, los vecinos no pueden contar con ella como espacio cultural. El cine también era privado, pero su funcionamiento era constante y nadie puede negar que fue un foco de gestión cultural, hoy eso no existe. Hay una oficina de una asociación de arquitectos que tiene una galería, aparentemente, como sea se abre muy poco.

El otro hito es del 2011, entonces los vecinos del Barrio Las Flores, en especial al sur de Pocuro,  nos vimos amenazados por la construcción de dos edificios por el lado de Pocuro y Jorge Matte. Eso se dio en el contexto del resurgimiento, más generalizado, del movimiento ciudadano en Providencia que caracterizó al último año de la administración Labbé. Esa fuerza ciudadana llevó a la modificación, después, del plano regulador. Tarde quizás, pensando en los edificios que se construyeron, pero eso logró parar el interés inmobiliario en el sector.

Por lo menos un tiempo…

Por unos años, tampoco va a ser eterno. Después de todo es razonable el crecimiento, en especial en lugares como el nuestro, con tanto beneficio desde el punto de vista de calidad de vida. Pero estas peleas tienen que ver con las formas de vida que se anteponen al interés depredatorio de los proyectos inmobiliarios. La mayoría de los cuales picotean por aquí y por allá, buscando propiedades, fuera de toda lógica de ciudad y provocando la baja de valor de los terrenos, en fin. Un plan regulador obliga a ir ordenando el crecimiento de la comuna, que los barrios se desarrollen de forma armónica para los nuevos y antiguos vecinos, con un ajuste de precios de la tierra razonable…

¿Qué significa eso?

Bueno ocurre que no puede ser que una persona que vende su casa para la construcción de un edificio, el dinero de la venta no le alcance para comprar un departamento en esa nueva construcción…

LA PRESERVACIÓN DE LA TRANQUILIDAD DE PEDRO DE VALDIVIA NORTE

Eso me trae a la memoria una polémica muy actual con la construcción de un Mega Proyecto Inmobiliario en el sector de Pedro de Valdivia Norte…que ha despertado un fuerte rechazo de los vecinos, los cuales pese a su organización y empuje no han podido impedir la tramitación de ese proyecto ni en el plano nacional ni en el municipal ..

Pedro de Valdivia Norte para ciertos efectos ha sido como una zona de sacrificio. Se construyeron las autopistas,  el túnel por bajo el San Cristóbal , se ha ido perdiendo varias batallas por mantener la tranquilidad que le caracterizaba. Pero, aún así, todavía hay sectores que subsisten y mantienen su vida de barrio. Todo eso combinado con el fortalecimiento de la organización vecinal, que ocupan sus espacios para más jardines y las calles para realizar actividades comunitarias…

Es una junta de vecinos muy activa…con una excelente página web y canales efectivos de comunicación… están muy motivados para oponerse a este proyecto …

Si… es una demostración que no se resignan a ser una zona de sacrificio y no dan la batalla por perdida. El proyecto en terrenos del Sheraton  no es que les vaya a quitar superficie a los vecinos, pero, claramente, generará una gran cantidad de nuevos residentes y flujo de autos a ese sector que perjudica su calidad de vida. Uno esperaría que se hicieran esas consideraciones y que los planes de mitigación sean muy precisos e informados.

Mitigaciones que, como en el caso del Barrio Las Flores, pueden ser no cumplidas.. ¿Qué se puede recomendar en ese sentido?

El principal problema está en la forma un tanto artesanal en que se negocian esas mitigaciones. Todo esto se produce en un plano de desigualdad brutal, el poder de las inmobiliarias es enorme frente a la posición de los vecinos.  Para un cambio se requieren medidas más profundas, por ejemplo, respecto a los derechos del dueño de un terreno para vender sin que se considere si eso perjudica al entorno. Luego, hay que sumar que estos proyectos siempre están en el límite de las regulaciones, buscando el subterfugio, no digamos que la tramitación de ellos sea impecable.

Digamos que el inversionista inmobiliario no se caracteriza por tratar de estar bajo la norma, sino más bien siempre intenta estar fuera de ella..o burlarla con “el ingenio del chileno” ..

Para el caso puntual de Pedro de Valdivia Norte la prioridad, quizás debe ser proteger la naturaleza del barrio. Salvarlo del aumento irracional del flujo de personas y vehículos. Habrá que tomar decisiones en ese sentido de restricción de estacionamientos, por ejemplo, o hacer inversiones públicas que de verdad compensen a los vecinos.

Los vecinos defienden justamente esa tranquilidad y el entorno natural vinculado al Parque Metropolitano, ..

Súmale a eso que llevas una gran cantidad de residentes a una zona con poco servicio de transporte público. La verdad es que suena incomprensible.

LOS CONCEJALES TERMINAN SIENDO TERAPEUTAS DE LOS VECINOS

¿Nicolás tú fuiste Concejal de la comuna, y dejaste de serlo, que pasó?

Cuando decidí no ir a la reelección  lo hice por otro proyecto, se me ocurrió la mala idea de ser candidato a Diputado. Pero parte de mi razonamiento fue, bueno, he tenido la oportunidad de haber sido Concejal en un contexto de un Gobierno Comunal lo más “pro Concejal” que podíamos tener. Porque, efectivamente, la Alcaldesa Errázuriz nos daba a todos los Concejales y en particular a los más cercanos, espacio para incidir, trabajando de manera coordinada, todo dentro de las posibilidades de los ritmos propios de la administración municipal. Tuvimos una realidad distinta a otros Concejos Municipales que tienden a transformarse en oficinas de timbrajes de decisiones de otros. Incluso pudimos, con la comprensión de ella, detener la ejecución de algunos de sus proyectos porque no iban bien. La Pepa, de verdad, nos empoderó en nuestros cargos.

Aún en ese contexto favorable diría que es muy poco lo que uno puede involucrarse. Es algo frustrante. Por ejemplo en el caso del Colegio Universitario Inglés, primero se presentó un proyecto muy depredatorio ,por otro lado surgió el activismo urbano y de las ex alumnas contra todo tipo de desarrollo en ese lugar. Tratamos de mediar, era imposible mantener la actividad del colegio, tenía lógica que para subsistir éste pudiera vender parte del terreno. Pero fue imposible conciliar un punto con otro. Lo que ocurrió es que el colegio se terminó cerrando y, con toda seguridad, algo irán a hacer en ese terreno.  Lo traigo a colación para demostrar que se puede hacer muy poco desde el cargo.

¿Tiene que ver con las atribuciones de los Concejales?

Bueno, es cosa de ver lo que ocurre con la Dirección de Obras Municipales (DOM) la legislación permite que el Concejo sólo sea notificado y vea pasar proyecto tras proyecto. Terminamos siendo terapeutas de los vecinos, la verdad es que no es muy gratificante.

EL PATRIMONIO HUMANO

Nicolás, cuando uno escucha que la prioridad debe ser la defensa del patrimonio uno queda con la sensación que se habla sólo de arquitectura, de estética física, por decirlo de algún modo. ¿Qué pasa con el patrimonio humano?

Es difícil que se cambie esa perspectiva. Pero, aún así, los instrumentos se han adecuado. Por ejemplo el Barrio Las Flores se acogió a un régimen de Barrio Típico, o mismo el Barrio Dalmacia. La verdad es que si tú los miras con ojo arquitectónico con suerte reflejan una época pero si hay una potente vida de barrio. Esas declaraciones de Barrio Típico no rascan donde pica, pero por lo menos logran algo de preservación del entorno.

Otra materia es la responsabilidad de las municipalidades con los barrios, si los quiere cuidar debe darle un curso participativo, puede sonar un tanto contradictorio pero la municipalidad debe “tutelar la participación”. Involucrarse aún más porque estamos en medio de una ciudad con un ritmo de vida que es contraparticipativa. Llegamos a refugiarnos en nuestras casas y no saber de nada más. Se requiere que los órganos públicos, que dicen creer en la participación, que de verdad creen que la forma de construir ciudad es en base a la participación, como lo creímos entre 2012 y 2016, entonces necesitamos una municipalidad que sea un soporte de las juntas de vecinos o las organizaciones barriales, en fin.

Nadie mejor que los municipios debieran saber detectar las “costumbres locales”, por ejemplo, si hay un almacén que, más allá de lo que vende, es un punto de encuentro entre los vecinos se debe tener en cuenta a la hora de autorizar o denegar proyectos en la comuna. Algo de eso hicimos con los “libros barriales” en el periodo de Josefa Errázuriz, fueron un esfuerzo de trabajo con la comunidad para, en clave de rescate de memoria, rendir tributo y valorar los puntos de encuentro insertos en la costumbre local.

Comparte en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *