En materia de Educación Lavín tiene más visión de Estado que Matthei

Marcelo Segura, vecino de Providencia, Consejero del Consejo Nacional de Televisión, Ex Seremi de Educación en Araucanía y fue, también, el primer Director del Servicio Local de Educación de Barrancas. En esta entrevista dominical nos comparte su visión de la comuna y el país.

¿Es posible hacer vida de barrio en Providencia?

Tengo la suerte de tener un bebé pequeño, entonces la conexión con el entorno y el barrio es fundamental . Antes de la pandemia salir a dar vueltas era algo muy cotidiano, íbamos a la Plaza las Lilas, el podía jugar, yo leer el diario… en fin. Providencia tiene espacios donde uno puede caminar con sus hijos, eso revela la brutal desigualdad que hay en Chile porque no en todas las comunas esto es así.

¿Vives y trabajas en la comuna, se puede pensar, entonces en un espacio donde todo esté al alcance de los pies? Donde caminar sea la forma en que nos acercamos a comprar, trabajar, en fin…

En Providencia está todo para eso. Lo que si creo que falta es más actividad cultural así de cerca, como teatro por ejemplo. En otras comunas hay teatros o salas pequeñas mucho más cercanos a los vecinos. Hay negocios de todo tipo, tampoco grandes cadenas, sino emprendimientos de barrio  o, ahora, mucho delivery con una gama y diversidad impresionante. Pero no hay oferta cultural, creo que eso es algo que la comuna debiera trabajar más.  

¿Y el ambiente humano?

Los vecinos más inmediatos en el edificio nos relacionamos bien, tenemos un whatsapp para estar al tanto de lo que nos ocurre. Pero echo de menos una mayor presencia de la Junta de Vecinos, la verdad es que no nos llega información de ella. Tampoco del municipio, quizás lo único sea una revista que de tipo comercial que trae información municipal. Pero si la pregunta es si acaso hay una “institucionalidad” que sienta presente? La respuesta es no. En regiones, de donde vengo, la junta de vecinos era omnipresente y de niño recuerdo la importancia de sus reuniones, todo un acontecimiento social.

¿Cada uno en lo suyo?

Si, pero de alguna manera todas las comunas de Chile reproducen el modo de vivencia que están teniendo los chilenos hace décadas: de estar muy conectado con lo individual y desconectado del entorno. Sin duda también es una deficiencia de la comuna, hay harto espacio para crecer en una política de participación territorial, para que la gente se conecte con el lugar donde vive falta mucho, no veo nada en dirección a eso.

En el lado contrario, yo participé mucho en los Cabildos y conversaciones que se hicieron en los parques, respecto  a la nueva Constitución. Y ahí no había actores institucionales, era sólo la gente, podría haber sido el Municipio ¿Por qué no? Organizando o facilitando esa conversación. No es necesario que haya tenido un tinte político, porque yo creo que la nueva constitución es algo que nos va a agrupar a todos en el futuro. Ese dialogo fue pura autogestión la gente invitaba y ponía avisos en los negocios, en los árboles, en fin, pude aprender mucho en esas conversaciones

EDUCACIÓN PÚBLICA Y MUNICIPIOS

Marcelo eres un experto en materias de educación, en especial educación pública ¿Qué reflexión se puede hacer sobre ella en el contexto de pandemia?

La pandemia ha ido arrojando en varios países del mundo un regreso a la educación pública. En algunos casos por obligación, porque los colegios privados no han sido capaces de subsistir en medio de esta crisis sanitaria y social. En Chile también, hace unos días nada más en Maipú cerró el colegio de más alta colegiatura. Esta es una oportunidad para fortalecer la institucionalidad pública, en Chile todo eso debe estar vinculado al proceso de desmunicipalización iniciado por la Presidenta Bachelet.

¿Y eso que significa en el caso de Providencia?

En Providencia y otras comunas va a aumentar la matrícula a favor de la educación pública. Es obligación del Estado y los municipios, cuando corresponda, fortalecer esa oferta educativa. Eso significa fortalecer los estándares de los colegios, no sólo respecto a infraestructura, eso es lo mínimo, sino también en materia de calidad del aprendizaje y ambiente escolar. ¿Qué significa eso? Que si llevas a tu hijo o hija a esos colegios estés confiado en que son espacios de afecto y acogida, sin ningún tipo de violencia o bulling, etc. Y que, además de todo eso, estés seguro que van a aprender.

Sabemos que el Municipio de Las Condes anunció la apertura de un nuevo liceo Municipal, esa es la ruta correcta? Lo pregunto porque son dos municipios muy similares en cuanto a presupuesto e incluso en materia de conducción política?

Claramente, en Providencia no noto la misma preocupación. Hay un municipio que ve oportunidades y otro que no las ve. Uno que sabe los problemas de sus vecinos y otro que no. El Municipio de Las Condes se atreve a fortalecer los colegios públicos, hace lo necesario y lo evidente. En materia de de Educación Lavín tiene más visión de Estado que Matthei

LA TAREA EN EL CNTV

Hace poco más de un año que eres miembro del CNTV ¿Desde fuera parece que tu nominación  al CNTV fue para de ampliar el abanico de miradas disciplinarias en la gestión del Consejo?

Había mucho abogado (ja ja ja) faltaba, lo pienso así, un profesor con experiencia pública y sensible a las materias culturales. En los temas tratados en el Consejo hay muchas materias de regulación, es cierto, pero su origen no siempre tuvo que ver sólo con la regulación sino también con el estímulo para el desarrollo de la televisión abierta. Muchos no lo saben, pero el CNTV fue creado por el Presidente Allende y lo hace para que el Estado tenga una mirada sobre la televisión en su dimensión pública.

¿Entonces, no es para prohibir sino para estimular?

Claro, Allende dice necesitamos tener un espacio que potencie la televisión, garantizando que sea un medio abierto para todos. En ese marco, creo yo, los Senadores de la oposición, incluyeron mi nombre en su propuesta al Presidente de la República para ser nombrado. Para dar una nueva mirada.

¿Y en el CNTV saben que hoy mucho menos personas ven TV abierta?

Sin duda, mucho menos personas, bajo los 25 años ve televisión. Pero no es menos cierto que sigue siendo un elemento primordial para el acceso a la información de muchos chilenos y chilenas. Además hoy por hoy, en un país con una geografía basta y escabrosa como la nuestra la TV sigue siendo un elemento unificador.

Siento que mi tarea es ayudar a que exista pluralismo y diversidad en la TV. No sólo pluralismo político, eso es un mínimo, sino también que lo que se vea en las pantallas reflejo del país real, con gente de regiones, de los pueblos originarios, de los barrios, de todas las condiciones sociales y credos religiosos, de todos los géneros, en fin, que se de cuenta de la diversidad de Chile.  

¿Cómo se combina esa tarea con la imposición a la TV, incluso la pública, de subsistir en las reglas del mercado?

Muchas veces se dice la gente quiere entretención y hay que darle lo que quiere. Que les gusta el morbo y el ridículo. Con eso se justifica que le corten el pelo en público a un camarógrafo como mofa, o que las cámaras ingresen sin ningún respeto a los hogares carenciados para hacer de la pobreza y su desesperanza un espectáculo. Pero eso es lo que se le entrega a la gente, eso es lo que se les ofrece, la cuota de responsabilidad yo la pongo en quien produce y dirige los contenidos, no en el televidente.

Un buen ejemplo es la producción, financiada por el CNTV, “Héroes Invisibles”, con una directora chilena y un elenco internacional. Fue primera sintonía, alguien pudo pensar que era un tema muy visto, pero cuando se entrega calidad el público lo distingue y valora. Era parte de un gran relato, pero desde una perspectiva distinta, se puede.

Nadie puede soslayar la importancia de la TV…

Cuando hacemos historia de los últimos 60 años en Chile, en los momentos importantes ahí está la tele… sobre eso debemos reflexionar.

¿Una última reflexión como vecino?

Si, yo le pido a la Municipalidad de Providencia que haga un zoom, que acerque la mirada, a los adultos mayores. Me enteré que en abril se cerraron muchos talleres para ellos y no se optó, en todos estos meses, por mantenerlos de manera virtual, por ejemplo. Eso es una falta de humanidad hacia ellos y ellas. Camino en el barrio y veo mucho adulto mayor viviendo sólo, falta creatividad hacia ellos, ampliar la oferta cultural, en fin.

Comparte en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *