“Para hacer vida de barrio es esencial que los vecinos tengan sus necesidades básicas satisfechas en el entorno físico inmediato”

Un invitado de primer nivel tuvo la Mesa de Trabajo que la Unión Comunal de Providencia formó entre vecinos y urbanistas, hablamos de Carlos de la Barrera. Arquitecto de la Universidad Mayor, con Posgrado en la Universidad Politécnica de Barcelona, especializado en Inteligencia Artificial aplicada en Arquitectura, residente ahora en Lóndres, desde donde asistió a esta instancia de los vecinos de la comuna.

¿Cómo se aplica la inteligencia artificial a la Arquitectura?

Tiene que ver con el manejo de datos y tomar decisiones en las ciudades a partir del manejo inteligente de grandes volúmenes de información. Diseñar el espacio urbano, o los edificios, determinar la utilización de espacios, en clave de sustentabilidad, etc. En lo personal creo que los arquitectos tenemos mucha facilidad para disminuir la complejidad de los datos

Esto parece una mirada que da cuenta de la complejidad de los espacios donde habitan las personas, es más que diseñar casas y edificios bonitos…

A los arquitectos nos enseñan a diseñar edificios, pero en realidad nos deberían enseñar a diseñar ecosistemas, donde el edificio es parte de un sistema mucho más complejo, integrado a una red urbana. La inteligencia artificial permite comprender, en base a millones de datos, de mejor manera esa complejidad.

¿Participaste de la mesa de trabajo en que la Unión Comunal convocó en un diálogo entre vecinos y especialistas, que te pareció esa instancia?

Tal sea vez intuitivamente, pero los vecinos tienen comprensión de estas complejidades y aplican la mirada sistémica del espacio. Si ves los anhelos de los vecinos de Providencia podrás descifrar que cuando defienden los barrios o anhelan una ciudad amable y caminable, a escala humana, es porque comprenden la complejidad de las relaciones humanas sobre los espacios.

Las ciudades y las comunidades crecen, eso hace más difícil poner en escala humana las cosas…

La clave está en hacer un trabajo que abandone el enfoque vertical y hacer la ciudad de manera colaborativa “se necesitan a los vecinos, a la municipalidad, a urbanistas y otros profesionales. Hay que implicarse, aprovechando todas las nuevas tecnologías en redes para comunicar, las herramientas están si lo miras bien es más fácil que antes”

La Super Manzana en Barcelona

¿La defensa de los barrios es una causa abrazada por los vecinos en todas las grandes ciudades no?

Un buen ejemplo de la necesidad de instalar la mirada colaborativa en los espacios urbanos es el proyecto de la Súper Manzana en Barcelona. Que consiste, básicamente, en la intervención en territorios urbanos deprimidos

¿Cómo fue eso?

Al principio hubo resistencia de los propios vecinos, pero gracias al liderazgo de la autoridad y el dialogo democrático, al final muchos y muchas se sumaron al esfuerzo. El ayuntamiento y los arquitectos eliminaron espacios para los automóviles, bajaron velocidades y ampliaron los espacios para caminar. Se aplicaron principios básicos de logística para el transporte y proveedores, logrando la actividad económica fuera compatible con la cotidianidad de la vida de barrio.

¿Se apreció un cambio en la calidad de vida de las y los vecinos?

O sea, mucho más allá de eso la ONU, en base a esta experiencia, estimó que en el tiempo un cambio del uso del espacio urbano, con menos contaminación y estrés, pudo salvar hasta 3.500 vidas en un tiempo determinado

Vecinos empoderados

Carlos de la Barrera sabe de los esfuerzos que se han hecho en Providencia por mejorar la calidad de los vecinos, en particular en la reducción de la velocidad en barrios residenciales y le parece que es una buena apuesta, pero más importante le parece tener una mirada más integral “¿Qué pasa en lo económico, por ejemplo? Para hacer vida de barrio es esencial que las personas tengan sus necesidades básicas satisfechas en su entorno físico inmediato

“En el área en donde vivimos en Londres hay mucho apoyo al pequeño empresario ; las grandes de cadenas la tienen más difícil acá porque el comercio local es muy fuerte. Si un vecino de un barrio quiere hacer negocios, por muy pequeña escala que sea, hay incentivos y apoyos económicos para él, tiene ayuda y asesorías en marketing, por ejemplo, estrategias digitales, en fin”

Los vecinos, en la mesa de trabajo manifestaron su preocupación por el acelerado deterioro comercial y por consecuencia urbano de la Avda. Providencia, otrora un referente urbano en la ciudad de Santiago

Si, muchos de ellos consideran que el funcionamiento del Costanera Center podría ser la causa de ese deterioro. Ese podría ser un buen ejemplo de la ausencia de una mirada sistémica. Yo trabajo en arquitectura deportiva y nuestra misión es subirle el valor al barrio con el estadio, eso es impensable en Chile. Un cambio de enfoque así es posible y necesario.

¿Pudiste apreciar esa demanda “vecinal” por cambiar la manera de hacer las cosas?

La encontré una conversación muy interesante, el diseño urbano requiere de responsabilidades compartidas, nada de lo que sea haga en un punto de la ciudad no afectará a otro punto. Por ejemplo, si una persona bota un papel a la calle las posibilidades que otro haga lo mismo al minuto después es muy alta. O si rompes una ventana tendrás un delito en muy corto plazo, todos somos responsables e incumbentes en el desarrollo de las ciudades.

¿Algunos vecinos, en esa misma conversación, manifestaron temor por la pérdida de estatus de la comuna, les parecía que las galerías comerciales y los espacios urbanos podrían sufrir igual deterioro al que vivió la comuna de Santiago?

“Pero si hay un cuidado compartido, de los vecinos y la autoridad, por ejemplo, el ecosistema urbano será sostenible. Las conductas sociales e individuales son vitales para nuestra calidad de vida. Una actitud colaborativa de los vecinos, los especialistas y la autoridad puede evitar las profecías auto cumplidas. Se requiere el trabajo de todos, por ejemplo, una bolsa de basura en la calle llama a que pronto haya varias bolsas de basura en ese mismo punto. Todos pueden y deben hacer los cambios”

Comparte en tus redes sociales:

2 thoughts on ““Para hacer vida de barrio es esencial que los vecinos tengan sus necesidades básicas satisfechas en el entorno físico inmediato”

  • Domingo 30 de Agosto, 2020 at 2:45 pm
    Permalink

    Lo ideal es que en el futuro, toda la infraestructura barrial: escuelas, comercio, centros salud, trabajo, parques, farmacias,cultura este a escala humana y a distancia caminable.Ahorrariamos transporte, accidentes, tiempo de calidad y mejor salud fisica y mental.

    Reply
    • Sábado 5 de Septiembre, 2020 at 10:33 am
      Permalink

      Excelente aporte. Como me gustaría que la municipalidad apoyara y fortaleciera la vida de barrio!!!.
      Me imagino, aportando a q los actuales almacenes pequeños, para mejorar infraestructura de sus locales, capacitaciones para que mejoren su gestion administrativa,en fin….tanto que se podria hacer.

      Autoridad de verdad con convicción de una comuna inclusiva , fortaleciendo la participación de la vecindad, facilitando o habilitando espacios de encuentro barrial

      Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *