Colegios cerrados, ¿Y qué pasa con el calendario de vacunación escolar?

Durante el confinamiento producto de la pandemia Covid-19, mucho se ha hablado del cierre de los colegios, sin embargo uno de los grandes olvidados de este proceso ha sido el calendario de vacunación del Ministerio de Salud.

De todas las vacunas ministeriales, 5 de ellas se administran en los colegios. Estas vacunas que protegen contra el sarampión, rubeola, parotiditis, difteria, tétanos, tos convulsiva y papiloma humano actualmente no se están administrando a nuestros niños, lo cual es un grave problema de salud pública.

Algunos vecinos que se han preocupado de este tema, han manifestado que en vacunatorios particulares se les ha solicitado un certificado del colegio manifestando que la vacuna no se ha colocado y que tampoco tiene intenciones de hacerlo durante este año. Por otro lado, otros vacunatorios particulares si están vacunando sin mayores inconveniente. Pero ¿qué sucede en la salud publica?. 

Los colegios de la comuna de Providencia que han consultado, se les ha informado que el proceso de vacunación se realizará durante el mes de septiembre (en coordinación con el Cesfam correspondiente); sin embargo, este proceso puede ser reprogramado en caso que las autoridades decreten nuevamente medidas de restricción.

No podemos olvidar la gran importancia de la prevención y promoción de la salud, este proceso debiera apurarse lo más posible, más si tomamos en cuenta los altos niveles de incertidumbre sobre los confinamientos que pueden existir a futuro. Es lamentable, pero debemos hacer hoy un llamado a los padres, madres y tutores que se preocupen de este tema. Hay que evitar exponer a nuestros niños y niñas a patologías que han sido prácticamente erradicadas de nuestro país. Ojalá esta situación no vaya en desmedro de los avances que en materia de vacunación tenemos (o teníamos) como país. Los adultos no dudemos en ejercer el rol que tenemos en la salud de nuestros niños y niñas.

A modo de recordatorio de las 5 vacunas que se administran en los colegios de nuestro país, 2 vacunas se administran a los estudiantes de primero básico, y las otras 3 a estudiantes de cuarto, quinto y octavo básico (1 en cada curso). Todos aquellos que tenemos hijos en alguno de estos cursos debemos preocuparnos de que sucederá con el proceso de vacunación, siendo más activos que nunca en la prevención y promoción de la salud de nuestros hijos. Quizá muchos se preguntan que si en estas condiciones vale la pena vacunar a los niños y niñas. La respuesta es una sola: si, aunque hubiese una apocalipsis zombie los niños deben vacunarse.

Paula Solar, Académica de la Universidad SEK y Maria Eugenia Vergara, Dirigente Social, Vecinas de Providencia

Comparte en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *