Municipalidad de Providencia comparece en Tribunales por 44 despidos injustificados en sus Bibliotecas

Para el próximo 05 de octubre está citada la audiencia preparatoria en que comparecerán la Municipalidad de Providencia y 17 de los 44 funcionarios, del Sistema de Bibliotecas de Providencia, despedidos por la Alcaldesa Evelyn Matthei en abril pasado.

Los despidos al interior de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) llegaron a 300 y  fueron anunciados a los afectados de la noche a la mañana, sin avisos previos ni medidas compensatorias para mermar la gravedad que implica perder el trabajo en un contexto de pandemia sanitaria y social.

Una medida “tan inhumana como inesperada”, así la calificó Julián Bustamante, Bibliotecario y Máster en Promoción de la Lectura de la Universidad de La Mancha (España), quien se desempeñaba en el Sistema de Biblioteca desde 2014. “Nunca entendimos los criterios para los despidos ni que lógica había detrás de ellos, ¿por qué unos si y otros no?”. Pero, además de la opacidad de la decisión, Bustamante lamenta el haber sido arrancado de cuajo de un trabajo que colmaba sus expectativas profesionales “las bibliotecas de Providencia son espacios donde había un equipo potente y se podía pensar en hacer carrera, yo mismo en los seis años que me desempeñé ahí pasé por distintas funciones y en todas aprendí mucho”.

Este testimonio contrasta con las declaraciones de la Alcaldesa, quien en el matinal T13 afirmó que los desafectados cumplían funciones menores o servicios auxiliares y sus contrataciones eran recientes.

Bustamante afirma que, aunque el estallido social de octubre y la pandemia afectaron el servicio Bibliotecario, pero el deterioro del mismo era evidente desde hace ya un par de años. “Se cerraron sedes y se incorporó un Bibliobus, administrado por la Fundación Cultural, aunque éste ha tenido un funcionamiento irregular, estando fuera de servicio por periodos prolongados”.

Otra de las demandantes contra la Municipalidad de Providencia es Manola Pérez, Licenciada en Literatura de la UDP, quien desde Febrero de 2019 se desempeñaba como la encargada de la Biblioteca Las Lilas, ubicada en la Plaza Loreto Cousiño. “Por el estallido social tuvimos una luz de advertencia, debido a que el Municipio despidió sin ningún miramiento a quienes trabajaban, en horarios de extensión, en los Cafés Literarios de Bustamante y Balmaceda” aún así, hubo cierta tranquilidad gracias a las reuniones de planificación y programación anual de actividades que desarrollaron a inicio de este año.

Para Manola el despido fue como romper un sueño “estaba muy entusiasmada, habíamos programado un Club de Lectura ‘Mujeres que leen mujeres’ para las usuarias de mi sede, había mucho interés de parte de ellas”. Todo, sin embargo, se derrumbó. Manola siente que no se hizo ningún esfuerzo por retenerlos, innovando en la creación de nuevas tareas, asegurando la continuidad del servicio. “Pudimos haber generado actividades on line o apoyado a otros departamentos municipales, estamos en una emergencia y todos estábamos disponibles, pero no hicieron nada, sólo pensaron en deshacerse de nosotros

Desde todas partes del mundo llegan ejemplos de la manera en las bibliotecas han enfrentado este periodo de pandemia, en ninguno de ellos se contempla el despido masivo de las y los mediadores de lectura. Hay casos en donde el confinamiento fue una oportunidad para el desarrollo de las colecciones digitales; otros en donde las actividades de fomento lector estaban en la línea de disminuir los daños a la salud mental del encierro; también hay ejemplos en donde se fortaleció el servicio de préstamos a domicilio, con todas las medidas de salud necesarias. Mientras en el mundo las bibliotecas ven la pandemia como una oportunidad en Providencia es sólo calamidad.

Manola y Julián sufren la incertidumbre del desempleo, buscando labores ocasionales después de haber tenido un trabajo estable, haciendo lo que les gustaba, proyectándose en el plano individual y colectivo. “El ambiente de trabajo en la biblioteca era espectacular, había apoyo de tus colegas, mucho aprendizaje colectivo y una relación maravillosa con los usuarios”, nos dice Manola

Habrá que esperar a lo que dicen los tribunales, las experiencias anteriores indican que en el 90% de estos casos los demandantes ganan estos juicios o el municipio accede a acuerdos compensatorios; por lo que se entiende bien poco cuanto es lo que realmente “ahorra” el municipio con estas desvinculaciones.

Comparte en tus redes sociales:

One thought on “Municipalidad de Providencia comparece en Tribunales por 44 despidos injustificados en sus Bibliotecas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *